The Robot Museum

El otro día un compañero de trabajo me invitó a que le acompañara a visitar The Robot Museum ya que le habían tocado un par de entradas. Como no visité la web ni leí ninguna información sobre lo que me encontraría allí, empece a imaginar y a hacer mis propias elucubraciones de que es lo que allí habría, o mejor dicho de lo que me gustaría que hubiese.

Tengo sentimientos encontrados, porque tenía unas expectativas muy altas que no se cumplieron y os explico por qué:
Al ser un museo y del robot, pensaba que me encontraría algún autómata clásico, se que son a día de hoy casi inexistentes, pero considero que son los inicios de lo que hoy conocemos como robots, esperaba encontrar al menos los primeros mecanismos, o algo de historia anterior a la era electrónica en la que nos encontramos.

El contenido del museo es completamente digital, comienza directamente con robots caseros programables en sus movimientos, y una colección de aibo (perro de sony) con cierta Inteligencia Artificial, no hay prácticamente nada anterior y eso es lo que echo en falta.

Podrían exponer placas arduino, cómo ha evolucionado la miniaturización, servomotores, sensores o piezas que componen un robot, una pequeña demostración de que hacen o como se programan, cosas básicas, que pueden hacerlo porque tienen material, y serviría de introducción a lo que vamos a ver, porque hablan de inteligencia artificial sin explicar, no hay textos ni nada que puedas completar con información, considero que está muy cojo como para denominarse museo.

Eso si la colección de aibo que tienen es espectacular, creo que prácticamente todos los modelos de todas las generaciones, y aunque tienen algunos en funcionamiento no te dejan interactuar con ellos, que aunque sea acariciarlos… para ver su reacción, que eso molaría y creo que no los pondría en peligro.

Te hacen una demostración con un humanoide que supuestamente entiende órdenes humanas, pero creo que se está quedando sordo, un baile sincronizado con la música de dos robots programables gemelos, y una explicación breve sobre varios modelos de robots, brazos robóticos y poco más, como que la visita duró apenas 20 minutos.

Fui invitado, pero no considero que merezca la pena pagar 4€ para visitarlo, aunque tienen precios especiales para familias y estudiantes, los niños menores de 5 años y los jubilados tienen entrada gratuita.

Quizás con algo más de contenido, un pequeño audiovisual con historia, algo de autómatas como introducción a lo que vas a ver, explicaciones básicas de las partes de un robot, como es su cerebro (arduinos que es todo un mundo), estaría bien, enriquecería mucho la experiencia y seguro que algunas personas aprenderían y les entraría el gusanillo de crear su propio robot, cosa que le vendría muy bien para luego vender algún que otro kit en la tienda.

Resumiendo: La idea del museo me parece genial, tienen buen material, pero hablar de museo… implica más, son palabras mayores, y me pareció más una exposición que otra cosa.
Yo dedicaría toda la planta baja del local al museo, y no como está ahora que solo tienen la mitad, y reorganizaría la exposición y añadiría algún tema como he comentado.

 

Escribí esta reseña en yelp y en google y obtuve respuesta que os dejo a continuación:

Respuesta del propietario 
Gracias por tu reseña y por el tiempo que nos has brindado para hacernos llegar tus sugerencias. Te comentamos que en realidad estamos bastante de acuerdo y de hecho es la trayectoria que va a coger el museo y en la que estamos trabajando pero ya sabes “Roma no se hizo en un día”. Nuestra intención es convertirlo en un museo interactivo y muchas de tus sugerencias están en realidad en fase de desarrollo. Sobre el apunte del humanoide “sordo” en realidad se debe a que la programación es antigua y efectivamente tiene algunos problemas en escuchar correctamente la palabra “Sí”. Te adelantamos que estamos trabajando en una programación mucho más potente que le permite reconocer caras y determinar por si mismo el sexo de la persona y la edad entre otros aspectos. Sobre lo que comentas de los autómatas clásicos realmente no es fácil conseguirlos. Por ello, no tenemos ninguno. The Robot Museum es un museo joven y está vivo. Como tal vamos incorporando piezas exclusivas en la medida que nos es posible, ya que es difícil encontrarlas y además el coste suele ser bastante elevado. Sobre el tiempo de la visita que comentas de 20 minutos puede ser por algo excepcional, me explico. Los pases son siempre de aproximadamente 45 minutos para 25 personas. En ocasiones se presentan dos escenarios; uno que no se llegue al aforo mínimo (establecido en 3 personas adultas), dos que se supere con creces el aforo de 25 personas por pase. Ante esto y siempre previa negociación y explicación al público asistente, se les brinda de la posibilidad de dar un pase reducido de 20 minutos y si los asistentes están de acuerdo se efectúa así. Si tu caso no es ninguno de estos escenarios, te agradeceríamos que nos indicases el día y hora en el que asististe para comentarlo internamente ya que no es correcto y hay que corregirlo. No obstante comentarte que estamos estudiando el eliminar los pases de 20 minutos y buscando una alternativa mejor. Un saludo.
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *