Canto a la Dignidad

Se comenta en la prensa, radio y televisión el hecho de “vivir” una vida con dignidad, y es que cuando ocurre un hecho así no es para menos, Ramón nos impactó a todos porque fue el primero en reivindicar tener una muerte digna, cuando ya en vida dejó de vivir, vaya paradoja, pero es que para muchas personas su vida termina viviendo y quieren que además ese final sea definitivo. Todos sabemos que la ciencia avanza, paso a paso consigue grandes innovaciones que nos alargan la vida. Pero hasta que punto hay que alargarle la vida a una persona que se quedo sin ella.
En aquellos foros existían diversas opiniones pero con el paso del tiempo las aguas retomaron su rumbo, pero el pasado jueves ocurrió algo similar, con una eutanasia no legalizada en nuestro país, existen algunas personas que desean dejar morir su mente porque su cuerpo ya esta muerto.
No me habría llamado mucho la atención si no fuera que esta persona se llamaba como yo, incluso compartíamos el primer apellido, y en cada noticiario escuchaba que Jorge León había muerto, es extraño, cuando escuchas tu nombre estas acostumbrado a atender, prestar atención, pero esta relacionado con la muerte y te ralla.
No solo compartía mi nombre y apellido sino que también tenía un blog como este donde iba narrando sus circunstancias, incluso pedía una mano desconocida que le ayudara a matar su mente.
Tuvo que ser difícil la agonía de su final, pero ha conseguido su objetivo y que la herida cerrada se vuelva abrir para poder plantearnos los limites de nuestra propia existencia.Seguro que ahora descansa en paz.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *