Increíble

Sorprendentemente el otro día me encontré con esta furgoneta, aquí en un descampao cerca de mi nueva casa, no era el único vehículo que estaba aparcado, para mí fue increíble.
Lo que más me llamó la atención fue esto:

y entonces empecé a recordar y todo parecía que había pasado ayer:
– íbamos en la furgoneta Faisán, mi madre, mi hermano y dos amigos de él, eran scouts y creo que yo también estaba haciendo mis pinitos como lobato, pues era un día de la inmaculada de 1991 y nos dirigíamos a un pueblo a una especie de celebración religiosa, esa tarde llovía y la carretera, pues dejaba mucho que desear, estrecha con muchas curvas, cuesta abajo y llena de precipicios a un lado.
El conductor Faisán era el único que lo sabía, íbamos sin frenos, la furgoneta cada vez iba más rápida y dió un par de curvas con un poco de violencia, no dió tiempo a más, nos estampamos contra un lado de la carretera, incrustándonos en una especie de sumidero para las lluvias, al lado de un carril que terminaba en el cementerio de Alpandeire. Recuerdo como en el momento de la colisión como pone Faisán el brazo por delante y como la luna delantera sale despedida ante mis ojos!, arrancada de cuajo, yo podía haber salido detrás de ese cristal si no fuera por aquel brazo que me protegió porque NO HABÍA CINTURÓN DE SEGURIDAD.
Después recuerdo que tuvimos que salir por la ventana porque la puerta estaba encajada y como llegamos al pueblo andando y nos acogió un señor que se apellidaba Bullón, al igual que yo, podía ser hasta familiar nuestro, y nada más llegar a su casa me puse a vomitar.
Ya apenas me acordaba de ese acontecimiento, pero el ver aquel vehículo hizo florecer los recuerdos en mi mente.
Al parecer esa furgoneta tiene mucha historia, kilómetros y países recorridos, la pista se perdió hace años, cuando simplemente “murió” en uno de los cientos de viajes que realizó, fue lejos de Andalucía, pero inexplicablemente ha llegado a Málaga, y parece que aún quiere dar guerra. Posted by Picasa
Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

pensamientos de 2 \"Increíble\"

  1. Vaya historia, yo tambien fui scout y nos pasaron muchas cosas, pero nunca se estrelló nuestro coche… menos mal!!
    Un besito y me alegra que no salieras tras la luna, nunca te olvides el cinturón.

  2. Vaya montón de recuerdos!! nos libramos de una buena por los pelos, je je. Además suscribo que ese vehículo feneció en valdepeñas, que cosas tiene la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *